Un viaje, mi primer viaje a Japón – parte 1. – Old School Cult Gamers

A principios del 2016 me forje la meta de viajar al país de mis sueños, Japón, sin conocimiento alguno sobre como viajar y como prepararme, comencé a investigar, ya saben como todos, en internet, es así como di con una página o bien blog de nombre Japonisimo, fue gracias a su conejos que comencé a hacer este sueño realidad y claro también a los consejos de una buena amiga que unos años antes había viajado a este país de oriente.

Días consecutivos estuve checando paquetes de viaje en paginas como Despegar.com, BestDay, etc, había muy buenos precios con la desventaja que los vuelos eran con escala en EUA, y ¡rayos!, yo no tengo Visa, además de que habría que perder un día entero de viaje para poder llegar a nuestro destino, sin contar que también las fechas no serían específicamente las que yo tengo como oportunidad de viajar, así que la idea de contratar un paquete de viaje quedo descartada.

Como primeriza y sin haber viajado a ningún otro país fui a tramitar mi pasaporte, desde ahí comenzó toda la aventura, pues la vida te pone tropiezos, y si, resulta que mi acta de nacimiento estaba mal capturada y no pude tramitar en el primer intento mi pasaporte, así que tuve que ir, más bien mi mamá (gracias madre mia) me apoyo en ir al registro civil para pedir una recaptura de mi acta de nacimiento y fue como en el segundo intento saque mi pasaporte donde por cierto salí espantosa.

Con pasaporte en mano, lo siguiente era comprar los boletos de avión, lo más caro de todo esto, pues decidimos mi familia y yo pagar por el vuelo directo que tiene Aeromexico, aunque también consultamos los vuelos de la aerolínea japonesa ANA (quien por cierto estreno sus vuelos directos en México / Japón en el mes de febrero), nos decidimos por Aeromexico y sin idea alguna de cómo reservar y con un miedo inmenso de verme estafada compramos los boletos, así se veía por fin realizado el sueño y ahora era momento de reservar el hospedaje.

Para reservar el hospedaje tampoco tenia idea, así que hice uso de Trivago.com, si ¡Trivago!, me dio opciones de hoteles (por cierto no es comercial) y cuando elegí uno que se veía bastante bien de precio y de estancia me redirigió a otra página de nombre Booking, así reserve el hotel por 9 días, una vez con reserva confirmada empecé a armar mi itinerario, a donde ir, que hacer, como transportarnos, lo que me llevo a conocer el JR pass, el cual se compra desde tu país de origen en algunas agencias de viaje, este pase funciona para viajar en el tren ilimitadamente, pues bien compramos nuestro JR pass.

Cuando por fin tenia mis rutas hechas, mapas guardados de lugares que queríamos visitar, nos llego la idea de cumplir otro sueño, ¡ahí mismo en Japón!, el cual era conocer Disneyland, así que compramos los boletos correspondientes a dos días que te lleva conocer todo el parque, que por cierto, estaba a solo 40 minutos del hotel, todo gracias al tren.

¿Que más podía pedir?, Japón y Disney, todo en uno, ¡Dos pájaros de un tiro!, así fueron pasando los días, ¡ah! pero nos faltaba algo muy importante, el internet, si, ¡ya se!, vas a viajar no a estar en internet, pero yo necesitaba comunicarme a casa, pues era necesario, investigamos y conocimos un servicio de wireless que nos permitía tener conectados varios equipos a internet de forma ilimitada, de nuevo, con miedo contratamos el servicio.

Lo último, fue hacer el cambio de divisa, nos dirigimos al aeropuerto, ahí existen varias casas de cambio y deambulamos, dimos mil vueltas para encontrar el mejor precio, hasta que por fin dimos con precisamente la primera que habíamos visitado, en fin, así es esto. De paso en el aeropuerto decidimos investigar que teníamos que hacer para abordar, desde imprimir tu pase de abordar y como documentar tu equipaje, así como lo permitido en tu maleta de mano, como buenos primerizos preguntamos, o bueno uno de nosotros pregunto, si, no había de otra.

Y así, llego el día, 7 de abril para ser exactos, ahí comenzaría la aventura más importante, un viaje extraordinario, o por lo menos yo lo veo así al ser mi primer viaje fuera de mi país, en realidad Japón es otro mundo, más avanzado al de nosotros, pero bueno eso ya es otra historia.

Aquí comienza una serie de publicaciones, donde les contare las aventuras que tuvimos en Japón, mi familia y yo, espero que sea de su agrado, saludos.

 

 

 

 

Deja un comentario